Home / Deportes / San Vicente: suspendidos de por vida por violencia en el fútbol
pelea

San Vicente: suspendidos de por vida por violencia en el fútbol

Es por una batalla campal registrada en julio en un torneo municipal. La Comuna sancionó, pero igual está en la mira.

BOCHORNO. Escenas de lo ocurrido en julio en el polideportivo municipal.

La Dirección de Deportes de San Vicente anunció su decisión de suspender de por vida para jugar torneos municipales a los involucrados en un grave episodio de violencia registrado a mediados de este año durante un campeonato de fútbol local.

Los castigados son los dos clubes que disputaban el juego, Guaraní y Racing; los jugadores fichados en cada equipo, los cuerpos técnicos y los directivos de los clubes.

Así se definió a partir de un pedido de informe al Ejecutivo por parte del Juzgado de Paz local, que interviene por la bochornosa “batalla campal” registrada el domingo 22 de julio en un partido perteneciente a la semifinal de la Liga Interurbana que organiza la Municipalidad de San Vicente. A raíz de ese incidente, se inició una investigación en la Justicia Contravencional y también en el Concejo Deliberante.

Este último había aprobado por unanimidad en su momento un pedido de informe al Ejecutivo municipal para conocer todos los detalles y la cadena de responsabilidades sobre el hecho. Esta semana, los ediles recibieron un pedido de informe del Juzgado de Paz exigiendo con carácter “urgente” todo lo actuado por ese cuerpo respecto a lo ocurrido en aquella ocasión en la cancha del polideportivo municipal.

El documento judicial, dirigido a Clelia Carballo (PAyS), quien había presentado el pedido de informe al Ejecutivo junto a su par Roberto Rockenbach, solicita “quieran tener a bien informar si ha requerido explicaciones y en caso de haberlas solicitado, qué fue lo que manifestó el responsable de la Dirección de Deportes sobre el hecho”, haciendo hincapié “sobre la violencia en el fútbol y más precisamente sobre las responsabilidades de contratar la custodia policial”.

El juez de Paz de San Vicente, Guillermo Micolis, es quien lleva adelante las investigaciones sobre lo ocurrido ese día e intenta saber si había o no custodia policial contratada por la Municipalidad en el campo deportivo para garantizar la seguridad. Además, pretende saber las responsabilidades tanto de los involucrados en la gresca adentro del campo de juego como de la organización del torneo municipal.

Al enterarse de este requerimiento, la Dirección de Deportes municipal informó en un comunicado la drástica decisión tomada.

(P.E.)

Comentários no Facebook