Home / Agro y Producción / El aumento de los precios sobre los alimentos continúa su marcha sin freno
alimentosweb

El aumento de los precios sobre los alimentos continúa su marcha sin freno

En promedio, alcanzaron un incremento del 10%, luego de las elecciones primarias de agosto. Panaderos afirmaron que sus insumos crecieron un 30% pero solamente trasladan al consumidor subas que rondan el 15%.

Pese a los intentos del Gobierno nacional para contener la escalada de los importes en supermercados y comercios, el aumento de los precios continúa creciendo en la capital provincial, al igual que sucede en diferentes puntos del país.

Cabe recordar que tras las elecciones primarias de agosto, la devaluación del peso provocó subas pronunciadas en las góndolas. A los pocos días, para calmar el enardecido clima social, el macrismo decidió eliminar el componente de IVA del valor de los alimentos de la canasta básica hasta fin de 2019.

Así, el Gobierno buscó compensar el impacto de la devaluación en los precios, dentro de la norma que incluye al pan, leche, aceite girasol y mezcla, pastas secas, arroz, harinas de trigo, polenta, rebozador y pan rallado, yerba mate, mate cocido y té, conservas de frutas, hortalizas y legumbres, yogures y azúcar.

Sin embargo, a pesar de la quita de este tributo los productos alimenticios tuvieron un incremento promedio de 10%, en la mayoría de los productos alimenticios.

En diálogo con el integrante de la Asociación de Comerciantes Misioneros, Nelson Lukoski, comentó que, para la mayoría de los productos, “el gran aumento que hubo licuó la quita del IVA. Lo que sucede a nivel nacional también se repite en Misiones. Luego de las PASO, el aumento de los precios de la comida fue en el orden del 10%”.

Sin embargo, también recordó que “todavía hay un acomodamiento de precios” sobre ciertos productos.

Por otro lado, expresó: “Esperemos que la situación de los precios se estabilice como ya se había estabilizado los tres meses previos a las PASO, se podía trabajar más tranquilo, no había movimiento de precios, había acomodamiento más que nada. Esperamos volver a tener esa posibilidad siempre y cuando no haya otro golpe inflacionario”.

Consultado sobre el nivel de ventas, afirmó que “está muy tranquilo. La gente se sigue cuidando. Se trabaja la mitad del mes, la otra mitad no se trabaja, los clientes aprovechan las tarjetas, los tickets, los descuentos con los planes Ahora. A nivel de consumo, más que descenso hay que decir que está estable, pero tampoco hay recuperación que es lo más preocupante”.

 

Panaderos en crisis

Por su parte, Omar Acosta, presidente del Centro Industriales de Panaderos de Misiones, recordó, sobre el crecimiento de los precios, que “al día siguiente de las PASO todo aumentó hasta un 30%, lo que es materia prima, insumos, descartables. La harina estaba $900 y se fue a $1300. Y nosotros trasladamos el aumento en un 15%, en promedio, en todos los productos. Los empresarios estamos amortizando la suba porque es imposible pasar todo el aumento al cliente, eso viene pasando hace mucho tiempo. No podemos aumentar a la gente lo que a nosotros nos incrementan los insumos”.

En ese sentido, subrayó que “a nivel país estamos en crisis los panaderos. Los alquileres siguen subiendo, también el gas, los sueldos de los empleados. Todo se complica para las pequeñas empresas. La mayoría de los panaderos no llegan a pagar los impuestos. Y es más preocupante porque ahora llega el verano y todo se vuelve más complicado para nuestro rubro”.

Por otro lado, remarcó que en la provincia “se trabaja con el Ahora Pan (programa de descuentos impulsado por el Gobierno provincial), donde tenemos un piso de 75 pesos (para el kilo de pan), es el valor que pactamos, comparado con los precios diferenciados de otros puntos del país donde está entre $90 a $120”.

Al mismo tiempo afirmó que “Posadas es una excepción (a nivel nacional), porque no hubo grandes cierres de comercios. No hubo cierre masivo de panaderías como sí ha pasado en otras ciudades como Rosario, Santa Fe, Buenos Aires, o Tucumán”.

Y en relación al nivel de las ventas informó que “cayó entre un 30% al 40%, en comparación con lo que se vendía hace unos meses atrás. Ahora entra un cliente y si pide un kilo de pan el vendedor se asombra, la gente está comprando más por $20 o $30. Las bolsas de kilo están archivadas. Los consumos cambiaron, antes la gente se juntaba a tomar mate y llevaban facturas por docenas, ahora solamente llevan una para cada uno”.

 

Irregularidad en carnicerías

En tanto que Hugo Metreche, propietario de carnicería, indicó a este Diario que “luego de las elecciones de las PASO se dieron dos aumentos del 5% cada uno. Así estamos trabajando ahora, es lo que se mantuvo”.

Además, opinó que por la crisis económica actual y la pérdida del poder adquisitivo, “las ventas actuales son muy irregulares. Hay días que se vende muy bien, pero otros, la mayoría, son con una baja importante”.

“La gente cada vez lleva menos carne. Para las compras los clientes se volcaron mucho a las tarjetas de crédito”, remarcó y agregó: “Ahora se tiran más a los cortes más tradicionales y económicos, la paleta, aguja, falda, y dejó de consumir lo que sea la pulpa sola, el cuadril. Se inclinan por las opciones más económicas y también están a la búsqueda de las posibles ofertas”.

 

Variaciones según el INDEC

Según los últimos datos brindados por el INDEC, sobre los índices de inflación de agosto 2019, con respecto al mes anterior, en el NEA el pan y los cereales aumentaron un 5,7%; carnes y derivados 4,1%; leches, productos lácteos y huevos 2,8%; aceites, grasas y manteca 7,6%; frutas 3%; verduras, tubérculos y legumbres 13,5%; azúcar, dulces, chocolates y golosinas 4,5%.

Con el índice de agosto, el aumento en precios acumula un 30% en lo que va del año y trepa al 54,5% en los últimos 12 meses (agosto 2018-agosto 2019). También se espera que con los índices de septiembre el alza sea aún mayor.

 

(P.E.)

Comentários no Facebook