Home / Nacionales / Un “pañuelazo” de dirigentes de Cambiemos en contra del aborto expuso “la grieta” del oficialismo
aborto-en-contra-cambiemos

Un “pañuelazo” de dirigentes de Cambiemos en contra del aborto expuso “la grieta” del oficialismo

La vicepresidenta, Gabriela Michetti, compartió una foto con sus compañeros de espacio en la puerta del Congreso. Lo mismo habían hecho dos días antes los que avalan la iniciativa.

La iniciativa para legalizar el aborto divide a los dirigentes de Cambiemos, que se ocuparon de dejar en claro su postura en dos grupos diferenciados. Los legisladores y funcionarios que apoyan el proyecto se sacaron una foto con pañuelos verdes el miércoles, en la puerta del Congreso. Cuarenta y ocho horas después, los oficialistas que están en contra se mostraron con pañuelos celestes y banderas argentinas.

“En Cambiemos respetamos la diversidad de opiniones. Por eso, funcionarios y legisladores de este espacio político decimos juntos que estamos a favor de la vida desde el momento de la concepción”, dijo la vicepresidenta, Gabriela Michetti, al compartir la imagen en su cuenta de Twitter.

Dentro de Cambiemos, apoyan la iniciativa el vicejefe de Gabinete, Gustavo Lopetegui; la titular de la Oficina Anticorrupción, Laura Alonso, el viceministro de Hacienda, Sebastián Galiani, la directora del Instituto Nacional de las Mujeres, Fabiana Túñez, los ministros de Cultura, Pablo Avelluto; de Medio Ambiente, Sergio Bergman, de Seguridad, Patricia Bullrich; de Producción, Francisco Cabrera y de Salud, Adolfo Rubinstein.

Los dirigentes de Cambiemos que avalan la legalización de aborto.
Los dirigentes de Cambiemos que avalan la legalización de aborto.

Macri habilitó la discusión parlamentaria de la legalización del aborto, que se debatirá el 13 de junio en el recinto de la Cámara de Diputados. El presidente prometió promulgar la norma si el Parlamente la aprueba, aunque se expresó “a favor de la vida” y en contra de la interrupción del embarazo.

Si el proyecto se aprueba el miércoles en Diputados, pasará a la Cámara de Senadores que tendrá la posibilidad de transformarlo en ley. Será la primera vez, después de siete intentos, que un proyecto para legalizar el aborto avance hasta esa instancia del tratamiento legislativo.

En los últimos dos meses, pasaron por el Congreso cientos de médicos, funcionarios, artistas, religiosos, intelectuales y ciudadanos de a pie que se expresaron a favor y en contra de la interrupción del embarazo ante las comisiones de Legislación General, Legislación Penal, Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia y Acción Social y Salud Pública de la Cámara baja.

En este tiempo hubo además multitudinarias manifestaciones a favor y en contra de legalizar el aborto.

El aborto es la primera causa de mortalidad materna en la Argentina y cada año se registran 50.000 internaciones en hospitales públicos por casos de interrupción del embarazo, según informó el ministro Rubinstein. Actualmente, la ley establece el aborto no punible en caso de peligro para la vida o la salud de la mujer si no puede ser evitado por otros medios, violacióno de atentado al pudor de mujer “idiota o demente”.

Las claves del proyecto para legalizar el aborto

En búsqueda de un mayor consenso, el documento original de la Campaña tendrá algunas modificaciones.

-El objetivo es garantizar el derecho de las mujeres a la interrupción del embarazo hasta la semana 14.

-Se incorpora la objeción de conciencia para los médicos que lo pidan antes de incorporarse a la institución médica, aunque esta concesión no podrá ser ejercida por el hospital o la clínica.

-Cada establecimiento de salud tendrá que llevar un registro de los profesionales objetores e informarlo a la autoridad de salud de su jurisdicción.

-Cumplidas las 14 semanas, sólo se podrá acceder a la interrupción voluntaria del embarazo en caso de que fuera producto de violación, con el solo requerimiento del declaración jurada de la mujer; si corre riesgo la vida o la salud la mujer o persona gestante o si se diagnosticara la inviabilidad de vida extrauterina del feto.

-Previo a la realización de la interrupción del embarazo se requerirá un consentimiento escrito.

-La mujer se podrá practicar un aborto en el sistema de salud en un plazo máximo de cinco días corridos desde que lo pide.

-Se aplicará una pena con prisión de seis a dos años e inhabilitación especial por el doble del tiempo de la condena a la autoridad de un establecimiento de salud o profesional que dilate u obstaculice un aborto legalmente autorizado.

 

(TN)

Comentários no Facebook