Home / Noticias / El fotógrafo al que le secuestraron su equipo de trabajo en el Parque Nacional Iguazú puede iniciar acciones legales por daños y perjuicios

El fotógrafo al que le secuestraron su equipo de trabajo en el Parque Nacional Iguazú puede iniciar acciones legales por daños y perjuicios

Consultado sobre lo sucedido el pasado viernes en el Parque Iguazú, donde a un reconocido fotógrafo posadeño le secuestraron su cámara, el abogado y docente de Derecho Leonardo Villafañe aseguró que se trató de una medida irrazonable y desproporcionada.


En comunicación con Misiones Online, el letrado indicó que la medida tomada para con el reportero gráfico Sixto Fariña fue “un exceso” de autoridad por parte de los guardaparques del lugar. Señaló que si bien existen leyes que regulan la actividad y que autorizan a la aplicación de sanciones, en este caso no hay certezas de que se haya cumplido un debido proceso.

 

fotografo

Leonardo Villafañe.

 

Inclusive, como medida cautelar hasta tanto se resuelva la cuestión, pueden secuestrar el material utilizado en violación de la normativa, que en este caso está vinculado a las autorizaciones que se requieren. Pero la ley de Parques Nacionales habla del secuestro pero solamente cuando es indispensable”, manifestó al respecto.

Sostuvo que es necesario seguir una serie de pasos cuando se presentan este tipo de situaciones y estimó que, a partir de las informaciones que trascendieron sobre el desenlace del hecho, no se respetaron las pautas: “Aunque exista le ley, la misma puede ser considerada injusta, excesiva o inconstitucional, y creo que acá pasa eso”, apuntó.


Fotógrafo agredido en el Parque Iguazú: aseguran que fue un acto irrazonable y desproporcionado

fotografo

Explicó que aún existiendo una normativa que autoriza a Parques Nacionales a realizar multas o secuestros“hay que tener un sentido de interpretación bajo la perspectiva de la Constitución Nacional, en la cual prevé como pauta para todos los actos la razonabilidad. ¿Cuándo lo es? Cuando el medio está adecuado al fin”.

Sostuvo que el fin máximo en marco de los Parques Nacionales es evitar daños ecológicos y ambientales, pero en este caso no hay tal cosa. “Parece que sólo hay una afectación, hacia otros fotógrafos. Me parece que fue un acto irrazonable y desproporcionado. La sanción es la multa y con eso ya se hubiera arreglado”, enfatizó Villafañe.

fotografo

Sixto Fariña.

 

Con respecto a la eliminación del material que el fotógrafo tenía en la cámara, el abogado sostuvo que “correspondía una medida mucho más acorde y de respeto hacia el profesional”, y aseguró que Fariña puede iniciar acciones legales al respecto ante la Justicia Federal.

Se refirió también a bienes inembargables, de los cuales existe un listado, y mencionó que estos equipos forman parte de ese registro: “Son elementos de trabajo, no pueden utilizarse para cobrar deudas. El fotógrafo puede presentarse ante un Juzgado Federal con el patrocinio de un abogado y plantear una acción de daño y perjuicio, daño moral y la pérdida de su material”.

“Tampoco la cámara es un arma. Se trata de una actividad sumamente aceptada y usual en Cataratas, donde los mismos turistas traen sus equipos de altísima calidad. Los guardaparques se excedieron en sus atribuciones porque no es indispensable el secuestro de la cámara y tampoco tuvieron que haberle borrado las fotos”, aseguró.

“Siempre hay un proceso adecuado con derecho a defensa y con la posibilidad de recurrir a una sanción. En cambio si le borraron todo el material, que es irrecuperable, sí se generó un daño irreversible. Las autoridades tienen que entender que las reglamentaciones que regulan deben respetar los principios constitucionales”, cerró.

 

(MOL)

Comentários no Facebook