Home / Noticias / Investigan si otras dos hermanas de la víctima también fueron abusadas

Investigan si otras dos hermanas de la víctima también fueron abusadas

En el marco de la pesquisa por el aberrante caso de abuso sexual a una pequeña de 5 años del barrio Cataratas, de Puerto Iguazú, en donde el principal apuntado es su hermano mayor de 21, que fue detenido tras ser filmado por su cuñado en pleno acto, el Juzgado de Instrucción Tres local ahora investiga si otras dos hermanas de la víctima, una gemela y otra de 2 años también fueron abusadas por el sospechoso.

A partir de los datos proporcionados a este matutino por voceros judiciales que entienden en la causa trascendió que la sospecha se desprende a partir de los dichos de la madre de las criaturas durante su denuncia en la Comisaría de la Mujer de la Unidad Regional V.
En relación a esto, ayer se supo que los estudios médicos realizados a las tres criaturas no detectaron signos de acceso carnal en ninguna de ellas. Aunque sí se advirtieron indicios de manoseos previos en una de las gemelas.
Es por ello que resultará clave lo que puedan aportar las menores durante la entrevista que tendrán con los psicólogos del Poder Judicial en Cámara Gesell. Esta audiencia podría realizarse la próxima semana.
Por otra parte, en relación a la situación procesal del detenido, por el momento permanece acusado por “presunto abuso sexual”, calificación que podría cambiar a “abuso sexual simple” o “abuso sexual en grado de tentativa”. Esto dependerá de los testimonios que se den en Cámara Gesell y la posterior declaración indagatoria del acusado ante el juez Martín Brites.
También trascendió que esta última diligencia judicial podría concretarse mañana.

“Estoy mal”

 
Durante una entrevista que brindó a El Territorio, el padre de las víctimas y el detenido narró cómo atraviesa la situación junto a su familia. “Yo estoy resentido, estoy mal”, comenzó su relato el hombre, quien junto a su esposa y sus ocho hijos vive en una humilde vivienda del barrio Cataratas.
“Mi reacción fue ‘¿qué pasó? ¿cómo puede ser?’. Nosotros pertenecemos a una familia cristiana, tenemos esa ideología que tenemos que respetar a los otros, tanto a nuestras hermanas de sangre como de espíritu. De verdad no sé qué pasó. Él comenzó a quedarse en casa y dejó de ir al culto. No era borracho ni adicto a las hierbas, fumaba cigarrillo solamente. No entiendo y no puedo entender por qué pasó eso. No sé lo que pudo haber pasado”, describió el padre.
Sobre cómo tomó conocimiento de lo sucedido, dijo: “Nosotros estábamos en el culto y fuimos informados por un yerno mío que había filmado lo sucedido. Inmediatamente vine con mi esposa, pero ya nos encontramos con la situación. Yo corrí detrás de mi hijo y lo entregué a las autoridades como corresponde. Después accioné contra mi yerno por subir el video sin mi autorización, exponiendo imágenes de mi hija en las redes sociales”.
Agregó que desde el momento de la detención no fue a visitar a su hijo a la comisaría. Y reconoció que tras preguntarle lo sucedido, el joven sólo buscó dar excusas y negar la acusación que pesa sobre él.
“Yo le hablé mucho para que vuelva a la iglesia, para que no ocurran cosas como ésta. Él ya no quería volver más a la iglesia”, se lamentó el hombre, quien confesó sentirse decepcionado por lo que hizo su hijo mayor.

Contexto de vulnerabilidad

 
La vivienda donde ocurrió el aberrante caso está ubicada en un lugar de extrema vulnerabilidad del barrio Cataratas. Una zona donde tanto la energía eléctrica como el agua potable llegan por conexiones clandestinas, en el mejor de los casos.
Por desgracia, el consumo de estupefacientes forma parte de la realidad del barrio desde hace ya muchos años. Incluso, durante los últimos meses, el vecindario presenció varios allanamientos de la Policía en donde se desmantelaron varios puntos de venta de droga. Todo esto ante las reiteradas denuncias de los vecinos.
Según pudo saber este matutino, varios de los niños de esta familia asistieron hace un tiempo atrás a un Hogar de Día y de acuerdo a trascendidos, el mismo denunciante había alertado con anterioridad que desconfiaba que el joven abusaba de sus hermanas menores cuando los padres lo dejaban a cargo. Ya sea cuando trabajaban o asistían a la iglesia.
Por su parte, la asistente social Natalia Ceballos, que presta servicios en la Dirección de Acción Social del municipio, explicó a El Territorio que desde dicha área trabajan en el caso con la contención a la familia y poniendo especial atención en las pequeñas.
“Vamos a trabajar con médicos, psicólogos y todo el gabinete interdisciplinario. El abordaje será integral y vamos a coordinar para que los niños vuelvan a asistir al hogar de día”, indicó la funcionaria municipal.
También agregó: “Lo que solicitamos, con suma urgencia, es que se elimine el video de los teléfonos y de las redes. Es algo lamentable y que perjudica a la víctima, por eso pedimos a la comunidad que no lo reproduzca más”.

“Cuando vi entré en shock”

Otro de los protagonistas del conmocionante caso fue un cuñado del detenido, quien fue quien lo sorprendió en pleno acto y lo grabó con su teléfono celular. Dicho registro se viralizó por toda la ciudad y, por ello, tanto desde la Justicia como desde la Policía de Misiones volvieron a pedir a la población para que no se siga compartiendo las aberrantes imágenes.

Por otra parte, en dialogo con el portal de noticias El Independiente de Iguazú, el denunciante narró lo que presenció en casa del ahora detenido. Comentó que tras abandonar el culto al cual había ido con su pareja y sus dos pequeñas hijas sintió una fuerte incomodidad al pasar frente a la casa de sus suegros. “Entré sigilosamente y no sabía por qué estaba entrando así. Cuando llego a la puerta decido prender el teléfono móvil y fue cuando escuché gritos de esta nena que estaba pidiendo socorro”, añadió el entrevistado.

“Cuando vi eso entré en shock y le dije ‘te voy a denunciar’. Salí corriendo a la calle gritando que lo iba a denunciar. Ahí fui a la Comisaría Cuarta, allí se me atendió muy amablemente, luego socorrieron a la nena y encontraron al sujeto que había sido detenido por los vecinos”. Sobre el registro fílmico sostuvo que su única intención fue ayudar y que el video lo compartió en un grupo de WhatsApp del barrio. “Yo lo puse en un grupo interno del barrio, allí se escucha claramente que está pidiendo socorro. Gracias a que yo publiqué ese video los vecinos pudieron encontrar a cinco o seis cuadras de la casa a este sujeto que se había escapado”.

Aunque agregó que los problemas para él llegaron horas más tarde en la Comisaría de la Mujer local, cuando un uniformado le comentó que a raíz de la difusión del video, la Justicia podría acusarlo por distribuir pornografía infantil. Sobre esto último, el magistrado Martín Brites, titular del Juzgado de Instrucción Tres de Puerto Iguazú, aún no resolvió su situación. Y según indicaron fuentes del caso, el juez aguardará primero que se resuelvan las pesquisas en torno a los abusos antes de tomar determinación en este tema.

 

(El Territorio – Por Agustín Mazo)

Comentários no Facebook