Home / Noticias / La Cámara de Apelaciones anuló la excarcelación del ex concejal Holl

La Cámara de Apelaciones anuló la excarcelación del ex concejal Holl

En el marco del expediente por múltiples amenazas contra su ex esposa.

El fallo considera que no se merituó el riesgo para la víctima ni los antecedentes del acusado. El mismo imputado afronta otras dos causas y podría volver a ser detenido.

En las próximas horas el ex concejal Alfredo “Fredy” Holl (45) podría volver a ser detenido, luego de que la Cámara de Apelaciones anulara el beneficio de la excarcelación concedido en el marco de una causa por amenazas reiteradas contra su ex esposa, Norma Schweikowski (41).

Además, el mismo imputado afronta un segundo expediente por homicidio en grado de tentativa contra una familia de la localidad de Campo Ramón y un tercero por acopio de armas de fuego.

Con relación a los hechos en perjuicio de su ex, ayer las partes fueron notificadas de la resolución de la Cámara que anuló por infundada la excarcelación dispuesta el pasado 22 de septiembre por el Juzgado de Instrucción Uno de Oberá.

Entre los considerandos, se destaca que aquella sentencia no merituó el riesgo para la víctima ni los múltiples antecedentes que pesan sobre Holl.

Martín Moreira, abogado de las víctimas, destacó que “se trata de un precedente en el ámbito local porque la Cámara declaró nula la excarcelación otorgando al querellante el derecho al recurso por la Convención de Belém do Pará”.

En consecuencia, el juzgado interviniente deberá acatar lo dispuesto y ordenar la inmediata detención del implicado o dictar una nueva sentencia ratificando el beneficio de la excarcelación, para lo cual deberá considerar los argumentos requeridos por el órgano superior.

En dicho expediente el ex edil de Campo Ramón está acusado de tres hechos de amenazas agravadas por violencia de género y amenaza agravada por el uso de arma de fuego, carátula que implica un máximo de cuatro años de cárcel.

Múltiples causas
Holl permaneció detenido durante seis meses y medio acusado de homicidio en grado de tentativa por el hecho en perjuicio de Agustín Gaona (42) y su familia, víctimas de un voraz incendio que destruyó su casa en la madrugada del 3 de marzo del 2020 en el barrio Docente de Campo Ramón.

Pero, en septiembre, el fiscal de Instrucción Uno, Elías Bys, consideró que por el momento no se hallaron elementos de prueba suficientes para sostener la acusación con respecto al citado siniestro y se dictó la falta de mérito.

De todas formas, ello no implica el cese de la sospecha y la querella dispone del lapso de un año para presentar nuevos elementos de prueba.

En paralelo, también afronta la causa por amenazas en perjuicio de su ex esposa, por la que oportunamente fuera excarcelado.

La denuncia que disparó la detención de Holl fue radicada el 3 de marzo del año pasado por Gaona. Tres días después, en sucesivos allanamientos, efectivos de la Unidad Regional II procedieron al secuestro de once armas de fuego, entre rifles, escopetas y pistolas sin registrar, lo que no hizo más que complicar la situación del detenido.

En los allanamientos también dieron con gran cantidad de municiones; un silenciador y miras telescópicas, una de ellas para visión nocturna.

Entre los elementos hallados llamó la atención una pistola 9 milímetros que hace alrededor de cuatro años fue reportada como robaba a un efectivo de la Policía Federal Argentina (PFA), precisaron fuentes del caso.

Por ello, en paralelo a la causa penal por el incendio que activó la investigación, Holl fue imputado por el delito de acopio de armas de fuego -cuya pena máxima asciende a diez años de cárcel-, expediente que se tramita en el Juzgado Federal de Oberá.

Marcada violencia

En su momento, Schweikowski cuestionó que la excarcelación del ex edil no haya sido acompañada por una evaluación ni un tratamiento psiquiátrico, ya que “es una persona peligrosa y la Justicia conoce todas las denuncias”.

“Yo le hice tres denuncias por amenazas de muerte. Un anónimo le hizo otra por violencia doméstica; la madre le denunció porque me amenazó a mí con un arma de fuego. Esa vez fue armado a la casa de la madre y le dijo que me iba a matar y que después se mataba. Después se supo que era un arma que compró estando en depósito judicial”, detalló.

En este punto, según la denunciante, quedó plasmada la red de encubrimiento que durante muchos años benefició a su ex marido.

“La madre lo denunció en 2012 y en el allanamiento le encontraron cinco armas, entre ellas una que debía estar resguardada en el juzgado, ya que compraba armas a través de los depósitos de los juzgados. Por esa causa jamás los citaron a él ni a la madre. Siempre tuvo contactos políticos y contactos por las riñas de gallos. Tiene dinero e influencias y en Campo Ramón le tienen miedo”, remarcó.

Además de las denuncias de la madre y hermana de Holl, quien también lo acusó de amenazas de muerte, Schweikowski recordó que “el primo dijo que sabía que él quemó su chacra, pero tenía miedo de denunciar porque sabe cómo es. Desde el 2003 acumuló 17 causas y hasta lo denunció el candidato a intendente que lo llevó como concejal”.

Terror de hija

Durante la instrucción de las causas, Gaona y su familia, al igual que la ex esposa e hijos de Holl, relataron hechos de violencia y su temor al implicado, como también sus sospechas en torno al incendio.

“Yo siempre le tuve miedo a mi papá. Mentía que estaba enferma para no ir a la escuela para que no le haga nada a mi mamá, porque tenía miedo que cuando volviera esté golpeada o muerta, ya que siempre amenazaba con eso”, declaró una de las hijas menores del ex edil.

Con autorización de la progenitora, El Territorio accedió a la declaración de la jovencita, brindada en el marco del expediente que se tramita en el Juzgado de Instrucción Uno.

Aseguró que su padre amenazó con destruir a la familia de Gaona, al tiempo que refirió una amenaza estremecedora contra el suegro.

“Mi papá me dijo que soñaba con cortarle la cabeza a mi abuelo materno y jugar a la pelota con ella”, testificó la chica.

El encono del ex concejal con Gaona habría surgido luego que su familia acogiera a su esposa e hijos tras una de los tantos hechos de violencia doméstica que protagonizó.

En otro tramo de su declaración, la menor indicó que “también estoy segura de que fue él quien prendió fuego las chacras de mis tías que mi opa (abuelo) les dejó como herencia”.

Y agregó: “Nunca nombró el incendió de la chacra y calculo que si no lo hubiera hecho, algo iba a decir, como que iba a buscar al culpable o a quien se atrevió a arruinar la chacra donde se crio, ya que decía que mezquinaba mucho la chacra. En ningún momento tocamos ese tema enfrente de él por miedo a que reaccione mal”.

Convención de Belém do Pará

La Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer, conocida también como la Convención Belém do Pará, por el lugar en el que fue adoptada el 9 de junio de 1994, fue el primer tratado internacional del mundo de Derechos Humanos abordó específicamente la temática y la violencia contra las mujeres y que consagró el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia tanto en el ámbito privado como en el público.

Establece el desarrollo de mecanismos de protección y la defensa de los derechos de las mujeres como fundamentales para luchar contra el fenómeno de la violencia en contra de su integridad física, sexual y psicológica. Define la violencia contra la mujer como una violación de los derechos humanos y de las libertades fundamentales.

 

(El Territorio – Por Daniel Villamea)

Comentários no Facebook