Home / Noticias / Masacre de San Pedro: el detenido por el triple crimen ya tiene defensa
triple-homicidio

Masacre de San Pedro: el detenido por el triple crimen ya tiene defensa

Era inminente el alta médica al sospechoso, de 27 años, quien continuaba internado en el hospital Ramón Madariaga. A una semana de la masacre a machetazos de una joven y de sus dos pequeños hijos, se le designó defensora oficial al detenido por el hecho.

Hasta la noche del martes, Silvio Mogarte continuaba internado en el hospital Ramón Madariaga debido a que se intentó quitar la vida tras los crímenes. Pero ya se encuentra fuera de peligro y su alta médica sería en los próximos días.

Mientras tanto seguirá con custodia policial y vigilado por un policía las 24 horas, teniendo en cuenta que se teme que vuelva a intentar autoinflingirse lesiones y además para evitar una posible agresión.

El joven arrestado fue notificado por cédula de la designación de la defensora oficial del Juzgado Civil, Comercial y Laboral de San Vicente (subrogante), hasta tanto se reincorpore el defensor titular del Juzgado de Instrucción que interviene.

De esta manera y teniendo en cuenta que el sumario de la investigación policial fue elevado en las últimas horas al juez que sigue la causa, Gerardo Casco (de Instrucción 3 de San Vicente), ahora solamente resta la mencionada alta de los facultativos para que el detenido pueda ser alojado en una celda común y luego indagado en sede judicial.

Mogarte, de 27 años, está imputado por “femicidio” y “doble femicidio vinculado”, tras ser detenido por la muerte de su expareja, Raquel Pereira (22) y de los dos hijos de la joven, Thiago Joaquín Burgin Pereira (3) y Yeferson Aníbal Pereira (8).

De acuerdo a la investigación, el miércoles 7 de agosto a la media mañana, el joven irrumpió en el patio de la humilde vivienda de Pereira, ubicada en la colonia Fortaleza de San Pedro.

Entonces se desató la masacre que todavía hoy conmueve a toda la provincia.

Según estableció la policía en base a numerosas pericias, el acusado intentó matarse primero con un rifle de aire comprimido adaptado para proyectiles calibre 22. La bala le destrozó el paladar y salió por una de sus mejillas.

Al no tener éxito se hizo un corte de 20 centímetros en el cuello con un cuchillo de cocina tipo Tramontina, pero tampoco logró su objetivo. Tras pedir ayuda a un vecino fue trasladado a la comisaría Segunda (ubicada en colonia Terciado Paraíso) y de allí a un hospital de área. Según familiares de las víctimas, el sospechoso tuvo una corta relación con la joven, hasta que ella decidió terminarla.

Comentários no Facebook