Home / Noticias / Preso por el homicidio de su peón solicitó la domiciliaria

Preso por el homicidio de su peón solicitó la domiciliaria

El juez analiza el pedido de la defensa

A Juan G. (72) se lo acusa por el crimen de Marcelo Antúnez Sequeira, hallado en un pozo tras 40 días de búsqueda

Los familiares reconocieron los restos por una antigua herida, entre otros elementos. Foto: Policía de Misiones

La investigación por el homicidio de Marcelo Antúnez Sequeira (33) en la localidad de San Vicente avanza con la incorporación de testimoniales y de medidas de rigor mientras -entre otras medidas de pruebas- se espera el examen completo de autopsia.

Más allá de eso, en las últimas horas las autoridades del Juzgado de Instrucción Tres de esa localidad analizan un pedido de prisión domiciliaria por parte del único detenido del caso, Juan G. (72), quien era el patrón de la víctima. Como informó este medio oportunamente, el hombre fue imputado por homicidio simple, luego de abstenerse de declarar en audiencia indagatoria.

Según se pudo saber en base a fuentes ligadas al proceso, la defensa basó el pedido debido a la edad del implicado. La decisión estará a cargo del juez Gerardo Casco, pero antes se corrió vista al titular del Ministerio Público Fiscal, Rodolfo Cáceres, para que emita su opinión.

El anciano fue detenido después de más de un mes de búsqueda de la víctima, que fue hallada en la chacra de un familiar suyo, en picada El Progreso. El hermano de Antúnez Sequeira, Cristian,  manifestó al respeto que “el cuerpo está irreconocible, se ve que lo destrozaron a golpes, tiene los brazos partidos. Nos dimos cuenta que era él porque estaba la documentación”.

Lo que más complica al acusado, sin embargo, es que en un allanamiento realizado en su propiedad la Policía encontró prendas de vestir y hasta el DNI del muchacho desaparecido. Hasta ese momento, el hombre había manifestado a las autoridades que hacía mucho tiempo no veía Antúnez Sequeira.

Una hipótesis que se confirmó

Al detalle, el hallazgo del cuerpo ocurrió el sábado 13 de febrero en un pozo de aproximadamente 30 metros de profundidad dentro de una propiedad ubicada a la altura del kilómetro 978 de la ruta nacional 14, a unos 30 kilómetros aproximadamente de la localidad de San Vicente.

La autopsia realizada en la Morgue Judicial de Posadas estableció que se trató de una “muerte violenta”, aunque las autoridades al frente del caso aguardan el informe forense completo para conocer fehacientemente cómo murió. Se estima, de todas formas, que a víctima fue brutalmente golpeada.

Las fuentes consultadas en su momento confirmaron que en esa propiedad también trabajaba Antúnez. El hecho confirmó las sospechas de la familia, que habían apuntado al patrón desde un primer momento.

“Nos picha un poco todo esto. Nosotros desde el primer día nombramos la chacra, decíamos ‘busquen ahí, busquen ahí’, mi hermano trabajaba en las dos chacras que se allanaron, tanto en la que vivía esa persona como en la otra. Se le pidió por favor a la Policía que se busque ahí. Cuarenta días esperaron para buscar allá”, reclamó entonces Cristian.

 

(El Territorio)

Comentários no Facebook