Home / Policiales / Contador denunció el robo de $1,3 millones en una entradera
verimg

Contador denunció el robo de $1,3 millones en una entradera

Un contador público posadeño denunció que ayer a la mañana fue víctima de dos delincuentes armados cuando pretendía ingresar a su departamento del barrio Patotí, cercano al centro de la capital provincial. Dijo que le robaron alrededor de 1.300.000 pesos en efectivo y algunos cheques, tras amenazarlo de muerte y se escaparon del lugar caminando.
De acuerdo a las declaraciones que Fernando C. (50) hizo en sede policial, la entradera fue minutos después de las 8 en el acceso al departamento en el que vive, situado sobre la calle Beethoven casi avenida Leandro N. Alem. Recordó ante los investigadores que en ese punto detuvo su automóvil, un Volkswagen Up, cuando intempestivamente fue abordado por un hombre y una mujer, a quienes habría visto momentos antes pero les restó importancia.
Sin mediar palabras, los sospechosos lo habrían apuntado con lo que identificó como una pistola, le exigieron el dinero que llevaba consigo, a lo que sin ofrecer resistencia, entregó 300.000 pesos, 40.000 dólares -1.300.000 pesos- y las hojas de cheque por distintos valores.
En el momento de hacer la presentación policial, calificó como sospechosa la presencia de la pareja que, al parecer, sabía que tenía esa cantidad de dinero encima. Aseguró que los delincuentes también le despojaron de costosos elementos informáticos de uso personal diario.
Intervino en la investigación la Comisaría Decimosexta, ante cuyas autoridades el contador rubricó la denuncia, por lo que se dio paso a la pesquisa que hasta el cierre de esta edición no arrojó resultados en cuanto a la detención de algún sospechoso, informaron las fuentes consultadas.
Aunque anoche el damnificado se presentó en la Dirección de Investigaciones Complejas y allí amplió su denuncia, ocasión en que apuntó sus sospechas contra “un cliente mío”. Confió que cree que es un ingeniero civil, y argumentó que todavía mantienen un vínculo debido a que éste le adeuda aproximadamente $130.000 pesos. Explicó que en una oportunidad le abonó con un cheque oficial aunque se lo rechazaron. Y fue más allá al resaltar que este sujeto cuenta con antecedentes como deudor, debido a que a un allegado también le pagó con un cheque adulterado.

Investigación policial

Si bien el damnificado aseguró que se escaparon caminando del lugar hacia la avenida Alem, los detectives sospechan que pudieron haber contado con el apoyo de algún automóvil para completar la fuga, por lo que se abocaron principalmente en revisar los registros de las cámaras de seguridad urbana de la zona, como también de los comercios y domicilios particulares con el objetivo de detectar el movimiento de los individuos antes, durante o después del atraco.
Esa tarea estuvo a cargo de los hombres de la Dirección de Investigaciones Complejas de la Policía de Misiones, quienes también apuntaron las luces hacia una casa de cambios desde donde se sospecha pudo haberse filtrado el dato de que el profesional salió con dinero.
Por su parte, la Dirección de Cibercrimen orientó la pesquisa hacia una computadora personal por medio de la cual intentaban rastrear la ubicación de los delincuentes. Intervino el juez César Yaya.

Un antecedente similar

Un episodio ocurrido en marzo del año pasado posee algunas aristas similares a las del denunciado ayer por el contador. Tiene que ver con el asalto a dos cambistas paraguayos que fueron abordados por dos delincuentes, uno de ellos subcomisario de la Policía de Misiones.La denuncia fue radicada por los ciudadanos extranjeros a principios de ese mes, cuando marcados desde adentro de una casa de cambios, fueron seguidos y abordados por los delincuentes que le despojaron de 18 mil dólares en efectivo. La investigación policial llevó directamente a los detectives hasta el uniformado Claudio Cáceres (42) y su presunto cómplice, Rodolfo Jesús ‘Achura’ Toledo (43), ambos cumpliendo prisión preventiva por disposición del titular del Juzgado de Instrucción Tres de Posadas, Fernando Verón. En su investigación determinó que ambos comenzaron a seguir a los denunciantes desde el interior de la casa de cambios donde hicieron una transacción, luego los abordaron en la calle, a punta de pistola los subieron al auto en el que andaban y finalmente los abandonaron cerca del bypass, tras robarle todo el efectivo que llevaban.

(El Territorio – Por Cristian Valdez)

Comentários no Facebook