Home / Policiales / Crimen de Maciel: Duarte firmó un juicio abreviado y espera condena
8396790765646610_1

Crimen de Maciel: Duarte firmó un juicio abreviado y espera condena

 

Nahuel Duarte (18), único acusado por el homicidio del peluquero Benito Maciel en enero del 2017, terminó por admitir su culpabilidad para acceder a un juicio abreviado, según pudo confirmar El Territorio en base a fuentes ligadas al proceso.
De esta maneja, ante el Tribunal unipersonal de Puerto Rico, conformado por el magistrado Osvaldo Lunge, el joven evitó el juicio oral y público y la Justicia confirmó su responsabilidad penal.
La audiencia se concretó la semana pasada y ahora el expediente está en manos de la jueza Mirtha Saucedo de Bertolo Andino, titular del  Juzgado Correccional y de Menores de la Capital del Trabajo, quien llevó adelante la investigación.
Los especialistas consultados detallaron que será la magistrada quien deberá definir una fecha para una nueva audiencia, en la que se establecerá el monto de la pena para el joven.
Como ya se informó anteriormente, Duarte fue acusado de homicidio simple por el fiscal  Diego Barrandeguy, un delito que prevé hasta 25 años de prisión, pero con el acuerdo el joven podrá acceder a una pena menor.
Duarte, que está alojado en la Unidad Penal III y nunca habló durante la instrucción, venía contemplando la posibilidad de abreviar desde que quedó detenido, algo que consignó este medio oportunamente.
En razón de esto, una vez que se conoció que la instrucción se había terminado, los familiares de la víctima expresaron su malestar, considerando que Duarte actuó en complicidad de una o más personas.
En su momento, la hija de la víctima, Clarisa, manifestó que así  no iban a saber realmente qué pasó la noche del crimen y que mediante un debate oral podrían presentar “una exposición de pruebas y alegatos”.
En diálogo con Radioactiva, Clarisa aseguró que si bien el acusado tiene derechos y garantías -como el de no declarar- “nosotros también los tenemos y los queremos utilizar”, quejándose de que a pesar de ser querellantes en la causa, “somos simples espectadores del proceso”.
Benito Rolando tenía cuatro hijos que siguen el caso desde Buenos Aires y consideran que la fecha de fuga de Nahuel Duarte es anterior a la aparición o abandono del cuerpo del peluquero bonaerense, en el fondo de un malezal por la calle Córdoba de Eldorado.
“Nosotros entendemos que hubo más personas que participaron en la comisión del homicidio, para ocultar el cuerpo o ayudarlo en su fuga”, opinó en tal sentido. En su momento adelantó que presentarán la disconformidad ante una pena que no les satisfaga.
Clarisa reveló que Benito conocía a Duarte y que le había mandado foto con él durante su estadía en Misiones. Además, consideró que “hay testigos que aseguran que el crimen fue premeditado y hubo alevosía” y que éste actuó “con total desprecio hacia la vida”.

Las últimas vacaciones
Benito, que era estilista y estaba radicado en el partido bonaerense de Hurlingham, había llegado a Misiones ese verano para visitar a sus familiares y seres cercanos, puesto que era una persona muy conocida y querida en la localidad.
Pero luego de unos días, el 16 de enero, nadie lo volvió a ver. Al día siguiente se comunicó por última vez por WhatsApp con una de sus hermanas, a quien le habría manifestado que estaba “bien” y en “un lugar muy bonito”.
Sin embargo esto no convenció a nadie, se hizo la correspondiente denuncia y empezó una investigación policial para ubicarlo.
Exactamente una semana después, el martes 23, apareció su auto cerca de la terminal de colectivos local y, horas más tarde, un vecino encontró su cadáver en el barrio La Nueva Esperanza, a unos 900 metros en línea recta de la estación.
Se detalló luego que tenía cortes en la cabeza y otras lesiones y, según las primeras estimaciones, llevaba al menos cuatro días sin vida en el lugar.
La pesquisa terminó por acorralar a Duarte rápidamente. El testimonio de conocidos que lo vieron con la víctima, la palabra de vecinos que lo vieron conduciendo el auto de Maciel y el hallazgo de varias pertenencias del peluquero en su vivienda, como ser una mochila -sin los 20.000 pesos que portaba- y el control de una llave de auto que coincidía con la del Volkswagen Gol Trend del hombre, lo complicaron.

Su captura
Una vez que recibieron el pedido de la jueza Bertolo Andino, los expertos de la Saic realizaron entrecruzamiento de llamadas, rastreos telefónicos y seguimiento en redes sociales hasta que pudieron obtener pistas certeras sobre su paradero.
Estaba en Merlo y, al parecer, consideraba que ya no lo estaban siguiendo.
Al conocer esta valiosa información, una comitiva se instaló en Buenos Aires para seguir de cerca los pasos del muchacho y el domingo 29 de octubre del 2017, con la colaboración del Cuerpo de Investigaciones Judiciales de Ciudad de Buenos Aires y efectivos de la Policía Bonaerense, lograron capturarlo en la vía pública.

La coartada del linyera y los 100 pesos

Durante el período en el que estuvo prófugo, Duarte, mediante un abogado de Buenos Aires, presentó un escrito en el Juzgado de Instrucción Dos, que en ese momento llevaba la causa. En el documento admitió la autoría del asesinato, aunque aludió que fue en defensa propia y que estaba en un estado de “emoción violenta”. Expresó que el peluquero se acercó a su casa y que allí adentro lo atacó con un cuchillo. El joven aseguró -siempre según el escrito- que se defendió como pudo, hirió a Maciel con el cuchillo y lo golpeó con los puños para luego retirarse del lugar. Agregó que mandó a un indigente a que vaya a su domicilio a buscar ropa y cuando éste le informó que estaba muerto, le ordenó que se deshaga del cuerpo, algo que pagó con 100 pesos. Más allá de relato, la Justicia no consideró como válida la carta y nunca fue incorporada al expediente. Por tal motivo, tampoco se trató la exención de prisión que había llegado anexada.

(El Territorio – Por Carlos Manuel Cardozo)

Comentários no Facebook