Home / Policiales / Hallan en Posadas dos mil cajas de pirotecnia robadas en Buenos Aires
050-3

Hallan en Posadas dos mil cajas de pirotecnia robadas en Buenos Aires

La mercadería había sido adquirida “en buena fe” por un comerciante que posee varios locales en el Gran Posadas. Era robada a una firma de fuegos artificiales de Quilmes.

Mil kilómetros separan el Gran Posadas de Quilmes. Conocer cómo fue que dos mil cajas de pirotecnia robadas recorrieron ese trayecto es el trabajo que desvela a las autoridades porteñas, a las que el sábado se sumaron también los investigadores misioneros, luego de hallar en esta provincia la mercadería en cuestión.

El surtido más variado de fuegos artificiales y bombas de estruendo fue el que encontraron ayer los efectivos de la Dirección de Investigaciones y Delitos Complejos de la Policía provincial. La mayor parte de ese cargamento estaba en un galpón de la exruta nacional 12 y calle 171, en la capital.

Según se pudo saber, todo comenzó horas antes, cuando un exhorto proveniente del Juzgado de Garantías 4 del Departamento Judicial Quilmes arribó a manos del magistrado César Antonio Yaya, titular del Juzgado de Instrucción 2 de Posadas.

En el mismo, las autoridades de Buenos Aires informaban sobre la posible presencia de mercadería de origen ilícito en cuatro diferentes puntos del Gran Posadas. Así fue como los investigadores de la Policía provincial salieron a la calle, esta vez, en colaboración con sus pares de Bomberos, ante la presencia de material explosivo.

Cuatro allanamientos se realizaron en Misiones. El de mayores resultados tuvo lugar sobre la exruta nacional 12 y calle 171, en Posadas. Allí funciona el depósito de una conocida distribuidora de golosinas y fuegos artificiales con basta presencia en la capital provincial. En ese lugar, los policías encontraron una buena parte de las mil cajas de pirotecnia. Uno por uno, los bultos fueron retirados y puestos a resguardo.

La labor de las autoridades no terminó allí. Es que también ayer al mediodía, los policías irrumpieron en otros tres locales. El primero de ellos está emplazado sobre avenida Uruguay casi Cabred de Posadas; el otro, a la vuelta de ese primero, sobre la última de esas arterias casi Uruguay; y el último en la calle Isolina Gallardo de Garupá.

En esos tres locales de venta al público, los policías procedieron a constatar la mercadería que allí estaba a disposición de los clientes y mediante el número de registro de las cajas pudieron confirmar que se trataba de la pirotecnia desaparecida de Buenos Aires. La misma fue retirada de esos lugares, después de que el comerciante posadeño admitiera que había adquirido esos productos “en buena fe”.

Durante el operativo no se registraron detenciones. La labor finalizó el sabado entrada la noche y arrojó un total que incluso superaría las mil cajas de fuegos artificiales decomisadas. Toda esa mercadería será trasladada en las próximas horas bajo un procedimiento especial de regreso a Buenos Aires.

 

(P.E.)

Comentários no Facebook