Home / Policiales / Hallaron a una joven muerta dentro de una heladera en un inquilinato
“El olor era insoportable, estaba lleno de moscas”, resaltó un vecino que hizo la denuncia. | Foto: César Lasso
“El olor era insoportable, estaba lleno de moscas”, resaltó un vecino que hizo la denuncia. | Foto: César Lasso

Hallaron a una joven muerta dentro de una heladera en un inquilinato

A las 19.30 sonó el teléfono en la Comisaría Segunda. Un vecino había alertado al 911 sobre el nauseabundo olor que emanaba un departamento lindante a su casa. Ni el denunciante, ni los efectivos policiales que atendieron esa llamada imaginaron con lo que se encontrarían escasos minutos después.

Es que el aviso permitió descubrir un nuevo caso de femicidio, ya que en la vivienda en cuestión los efectivos se toparon con el cadáver de una joven dentro de la heladera y con su concubino inconsciente sobre una cama.
El escabroso hallazgo se registró en un departamento tipo monoambiente ubicado sobre la avenida Santa Catalina 2578, a escasos metros de su intersección con la avenida López y Planes de esta capital provincial.
Tras el aviso emitido a la Policía, una patrulla de la Comisaría Segunda se dirigió hasta el lugar y tuvieron con forzar el ingreso, ya que la puerta estaba llaveada y nadie atendía.
El olor era evidente e insoportable.
Los efectivos violentaron la puerta y la primera imagen con la que se toparon fue con la de un muchacho inconsciente sobre una cama con un aparente cuadro de intoxicación.
Mientras unos uniformados atendían al joven, siguieron recorriendo la vivienda y detectaron que el fuerte olor provenía de la heladera, la cual llamó la atención por estar atada, aparentemente con unas sábanas para que la puerta no se abriera.
Los efectivos revisaron su interior y se toparon con lo peor. Allí encontraron el cadáver de una joven.
Para ese entonces, los uniformados intervinientes ya habían solicitado una ambulancia y los paramédicos lograron reanimar al muchacho que estaba sobre la cama y lo trasladaron hasta el Hospital Madariaga.
Según consignaron fuentes de consultadas, el sujeto involucrado fue identificado como Juan Martín C. (25), mientras que la víctima se trataría de su concubina, Natalia Samaniego (22).
El lugar fue preservado y el personal de Criminalística trabajó en la escena, realizando todas las pericias de rigor.
Al cierre de esta edición, fuentes consultadas añadieron a este matutino que el estado de descompocisión del cuerpo era tal que ya presentaba fauna cadavérica.
Se estima que la muchacha llevaba entre cinco y ocho días sin vida y a prima facie no se pudo establecer las posibles causales de muerte. Anoche, el cuerpo ya había sido trasladado a la Morgue Judicial, donde se iba a realizar el correspondiente examen de autopsia.
Por otra parte, las mismas fuentes adelantaron que en la requisa realizada en el inmueble encontraron una carta que estaba dirigida a Lucifer, por lo que se cree que el crimen pudo haber sido realizado en el marco de algún tipo de ritual o invocación satánica.
Si bien es prematuro, no se descartaba que el sujeto involucrado haya intentado suicidarse mediante intoxicación. En el lugar dieron con una importante cantidad de pastillas de clonazepam. Anoche, el joven estaba internado, en observación y con custodia policial.

“Varios días fallecida”


Prácticamente desde el primer momento, el juez de turno, Marcelo Cardozo, titular del Juzgado de Instrucción Uno, estuvo presente en el lugar del hecho.
Casi sobre el final del procedimiento, el magistrado dialogó con los medios y expresó que “el propietario de estos cuartos de alquiler se había presentado a cobrar el alquiler y había sentido olor nauseabundo. Vinimos, entramos y efectivamente el olor provenía de una heladera. Había una persona inconsciente en la cama”.
Cardozo también señaló que “se llevó el cuerpo a la morgue”, confirmó que “tenía varios días fallecida” y descartó rumores que indicaban que el cuerpo estaba descuartizado.
Además, indicó que de acuerdo a las averiguaciones practicadas inicialmente, ningún vecino había advertido situaciones de violencia en la pareja involucrada, que aparentemente se habría instalado en dicho departamento hace menos de dos meses.
Además de los efectivos de la Comisaría Segunda y los peritos de Criminalística, en el hecho también intervinieron los investigadores de la Dirección Homicidios y el personal de la Secretaría de Apoyo para Investigaciones Complejas (Saic).

Las claves del caso

Aviso: La Policía fue advertida del olor nauseabundo cerca de las 19.40 y los uniformados tuvieron que forzar la puerta para ingresar. Allí se toparon con la escabrosa escena.


Internado: El principal sospechoso, Juan Martín C. (25), fue trasladado al hospital con un aparente cuadro de intoxicación y anoche permanecía internado con custodia policial.


Escena: El cuerpo llevaría entre cinco y ocho días sin vida. En el inmueble hallaron una carta dirigida a Lucifer y una importante cantidad de pastillas de clonazepam.

“Ahora voy a sentir ese olor para siempre”

“Me fui al centro y cuando volví el olor ya era insoportable. Estaba lleno de moscas adentro. Entonces llamé a la Policía y en diez minutos llegaron”, expresó Juan, el vecino que llamó a la Policía para advertir sobre el nauseabundo olor que emanaba el departamento donde ayer encontraron a una chica muerta de una heladera.
El hombre dialogó con El Territorio y expresó: “La puerta estaba cerrada con la llave adentro y tuvieron que forzar el ingreso. Algo raro pasó. Pensé que por ahí era una rata muerta o algo, nunca imaginé algo así. El olor es terrible, ahora voy a sentir ese olor para siempre”.
Respecto de la víctima y al presunto autor del hecho, el hombre señaló que “no hace ni dos meses que vinieron. Son monoambientes y viven cambiando de gente. Yo vivo acá hace 50 años y nunca pasó nada. Yo trabajo toda la semana, casi nunca intercambiamos palabras ni nada con ellos”.
(El Territorio – Por Jorge Posdeley)

Comentários no Facebook