Home / Policiales / Inspectora presa por pedir una “coima” por WhatsApp
RENDIR CUENTAS. La funcionaria será indagada en las próximas horas por el magistrado César Yaya, al frente de la investigación.
RENDIR CUENTAS. La funcionaria será indagada en las próximas horas por el magistrado César Yaya, al frente de la investigación.

Inspectora presa por pedir una “coima” por WhatsApp

Sucedió tras un control sobre la avenida 147 de Itaembé Miní. Tomó el celular de una motociclista y le exigió $500 por “dejarla ir” en un control. Cayó al encontrarse con la víctima para cobrar.

Una inspectora de tránsito fue detenida ayer por la tarde por efectivos de la Policía provincial, después de exigirle 500 pesos en efectivo por Whatsapp a una motociclista a la que, horas antes, había “dejado ir” en  un control vial.


Fuentes del caso le contaron que la historia se inició alrededor de las 10 sobre la avenida 147 y calle 152 de Itaembé Miní, hacia el sur de la capital provincial, donde se llevaba a cabo un control de tránsito comunal.
 
Hasta ese lugar, a bordo de una motocicleta de 110 cc, arribó una joven de 19 años, quien fue interceptada por la funcionaria, quien le exigió los documentos. Al notar que la licencia de conducir se encontraba aparentemente vencida, amenazó a la mujer con que le secuestraría la moto. Había una opción:?“Arreglar de otra manera”, le dijo.
 
La motociclista entendió enseguida la “indirecta”. Le ofreció 100 pesos, todo lo que tenía en ese momento. “Eso es muy poco”, le habría dicho la inspectora, quien entonces le entregó un papel en blanco y un lápiz, donde le pidió que anotara su nombre y su teléfono particular. El “trato” era que más tarde se comunicaría con ella para pedirle una “coima”. A cambio, la dejó seguir con su camino.
 
La joven no se amilanó ante las amenazas, tomó coraje y se presentó en sede policial para radicar una denuncia. Tomaron intervención en el caso efectivos de la Dirección de?Investigaciones y Delitos Complejos de la Policía provincial.
 
Por la tarde, tal como se esperaba, la inspectora entró en contacto con la motociclista, sin saber que la fuerza ya había tomado intervención. La funcionaria le exigió la suma de 500 pesos para “saldar la deuda” y le dijo que se encontrarían para el pago alrededor de 16.45 en el cruce de las avenidas 147 y 200, a metros del campo recreativo del Sindicato de Camioneros. El propio magistrado César Yaya, titular del Juzgado de Instrucción 2, ordenó que se “marquen” los billetes y que se lleve a cabo el intercambio.
 
Tal y como estaba previsto, a esa hora la inspectora -domiciliada en el barrio Belén, es decir, en las inmediaciones- se presentó en el lugar señalado. La motociclista entregó el dinero, la funcionaria lo tomó y, casi sin notarlo, terminó rodeada de policías que la detuvieron.
 
Yaya ordenó el secuestro del celular de la apresada, de 36 años, quien fue notificada de la instrucción de una causa por “cohecho”. También terminó detenido su hijo, de 18, quien la acompañaba en ese momento.
(P.E.)

Comentários no Facebook