Home / Policiales / Oberá: alarma por seguidilla de robos en el cajero del barrio Krause
verimg (8)

Oberá: alarma por seguidilla de robos en el cajero del barrio Krause

En general, los malvivientes actúan en horas de la noche o la siesta, cuando hay menos movimiento peatonal y de tránsito, al tiempo que apuntan a mujeres y ancianos. Los abordan cuando salen del cajero o en las inmediaciones, tras seguirlos por calles aledañas.
Precisamente, hace una semana un hombre sordomudo de 46 años fue abordado por al menos dos delincuentes en la intersección de las avenidas De Las Américas y Picada Vieja.
Habría retirado dinero del citado cajero y lo siguieron. Amparados en la oscuridad de la noche los delincuentes lo golpearon el rostro y la cabeza, al punto que quedó inconsciente.
Vecinos del lugar lo vieron tendido, dieron parte a la Policía y la víctima fue trasladada al hospital Samic, donde permaneció internado hasta el otro día. La denuncia fue radicada por un familiar ante la Seccional Cuarta y se constató que le sustrajeron el celular y la billetera con dinero y documentaciones personales. Hasta el momento las autoridades no lograron dar con los autores del hecho.
En otro caso registrado el fin de semana, una vecina del barrio Gunther comentó que se dirigió al cajero y fue abordada por un sujeto, aunque logró evadir el intento de robo.
“Vi que el tipo estaba rondando y cerré la puerta, ahí empezó a golpear el vidrio. Llamé al Comando pero no vinieron. Por suerte enseguida aparecieron dos muchachos y el chorro salió corriendo. Ese cajero es un peligro, hace falta más seguridad porque en cualquier
momento va a pasar un desastre”, alertó.
Reclamo superior
Por otra parte, más allá de los operativos de prevención que lleva adelante la Unidad Regional II, con controles al tránsito y recorridas a pie, lo cierto es que la estadística de la inseguridad evidencia un alza en esta ciudad.
En este contexto, la semana pasada el propio segundo jefe de la Policía de Misiones, comisario general José Mazur, también obereño, se entrevistó con los jefes de las diferentes dependencias y remarcó la necesidad de extremar las tareas de calle.
Los hechos se registran a diario y en cualquier horario, en el casco céntrico y la periferia. “El robo de garrafas es una epidemia”, graficó un comerciante avenida Italia, a quien en menos de un año le sustrajeron ocho cilindros.
En tanto, este fin de semana la Policía informó sobre dos robos de garrafas, aunque se trata sólo de los hechos esclarecidos. Un caso se registró en el barrio Tres y fue denunciado por Mariela R. (65), quien sufrió el robo de una garrafa de diez kilogramos, una motosierra y un teléfono celular. Por este caso dos sujetos fueron detenidos en el marco de la investigación.
(El Territorio)

Comentários no Facebook