Home / Policiales / Tiene 12 años y confirmó que era prostituida por su mamá en Garupá
Las investigaciones se centran en el barrio Ñu Porá de Garupá, donde la mujer fue detenida. | Foto: Marcelo Rodríguez
Las investigaciones se centran en el barrio Ñu Porá de Garupá, donde la mujer fue detenida. | Foto: Marcelo Rodríguez

Tiene 12 años y confirmó que era prostituida por su mamá en Garupá

La mujer de 29 años detenida hace dos semanas en el barrio Ñu Porá de la localidad de Garupá bajo sospecha de prostituir a dos de sus cinco hijos, sumó evidencia clave en su contra. Su hija más grande, de 12 años, confirmó que fue sometida sexualmente por hombres conocidos de su madre y que a cambio, ésta habría recibido dinero en efectivo y hasta mercaderías en algunas oportunidades.

Su relato fue vertido en Cámara Gesell ante un gabinete multidisciplinario del Cuerpo Médico Forense del Poder Judicial. En ese contexto despegó a su padrastro (que también había sido detenido) y alejó del espiral de abusos a sus cuatro hermanos más chicos (de 9, 8, 5 y 3 años), lo que -de acuerdo a la información brindada por fuentes judiciales- se condice con el resultado de una serie de exámenes médicos que no detectaron lesiones compatibles con delitos en contra de la integridad sexual en los niños, aunque sí posibles secuelas de maltrato.
Como consecuencia de eso el hombre fue liberado pero seguirá supeditado a la causa que investiga el titular del Juzgado de Instrucción Uno de Posadas, Marcelo Cardozo, en tanto que la principal sospechosa seguirá privada de la libertad en una posición sumamente comprometida. Está imputada por el delito de corrupción de menores agravado por el vínculo, tipificado en el artículo 125 del Código Penal con penas “de entre 6 y 15 años de prisión cuando la víctima fuera menor de 13 años”, tal como ocurre en este caso.

Seguimiento  

Como viene informando El Territorio, el operativo de detención fue hecho por la División Trata de Personas de la Policía de Misiones, a instancias de las órdenes del magistrado interviniente.
Los menores implicados son tres niñas de 12, 8 y 3 años y dos varones de 9 y 5. La más grande sería quien sufrió los abusos propiciados por su madre en tanto que se creyó en un primer momento que los más chicos habían sido atacados por el padrastro porque en medio del allanamiento al inmueble habrían hecho referencia a situaciones de índole sexual. Fueron examinados y finalmente eso se descartó.
La denuncia fue radicada por una vecina de la familia a mediados de febrero, cuando estaban viviendo en una casa del barrio Don Santiago de Garupá. La mujer relató ante las autoridades que los menores eran entregados por la progenitora para que los abusaran y que a la casa llegaban hombres que le entregaban dinero, aunque se cree que también era por mercadería y electrodomésticos.
Cuando la presunta proxeneta se enteró de la denuncia se mudó a otras casas antes de que los policías la allanaran. Desde ese momento deambuló por varios alquileres -estuvo también en el barrio A-4 de Posadas- esquivando su detención hasta que finalmente la apresaron en el barrio Ñu Porá.
Bajo el patrocinio de la defensora oficial se abstuvo de declarar en la instancia indagatoria aunque podría hacerlo cuando lo desee. El mismo camino tomó el hombre que ahora fue liberado.

Identificar y detener a los abusadores

Con la certeza que arrojó el testimonio de la niña ahora la decisión judicial es identificar y detener también a los supuestos clientes que pagaban determinadas sumas de dinero para poder someterla. Si bien en el barrio hay marcado silencio sobre el caso, los investigadores habrían conseguido apodos de hombres que frecuentaban la casa en la que la mujer habría entregado a sus hijos y esperan poder confirmarlos para avanzar con más firmeza sobre ellos. En el barrio es difícil obtener más datos en función de que los que en algún momento observaron las maniobras se mostraron poco colaborativos.

 

(El Territorio – Por Cristian Valdez)

Comentários no Facebook