Home / Policiales / Una madre fue acusada de asesinar a su beba de 16 meses en Esperanza
verimg

Una madre fue acusada de asesinar a su beba de 16 meses en Esperanza

Lo que hace alrededor de tres meses comenzó a investigarse judicialmente como muerte dudosa de una beba de 1 año y 4 meses derivó en una aberrante certeza: fue asfixiada. Pero además de eso, una pericia sanguínea detectó que, al momento de la muerte, su cuerpo tenía una elevada dosis de alcohol, lo que no hizo más que sembrar muchos interrogantes.

Esta historia, tratada policialmente con mucha cautela para no poner en riesgo la investigación -que aún prosigue-, tiene epicentro en una casa del barrio 40 Viviendas de la localidad de Puerto Esperanza.

En una de las habitaciones sucedió el asesinato y en esa misma propiedad una comitiva policial detuvo a la madre, María D. (22), quien deberá rendir cuentas bajo la imputación de homicidio agravado por el vínculo, dictaminada ayer a la mañana por el titular del Juzgado de Instrucción Tres de Puerto Iguazú, Martín Brites.
Fuentes judiciales informaron que la tarea, de ahora en adelante, será definir el grado de responsabilidad de la mujer, teniendo en cuenta que inicialmente declaró que la muerte fue accidental. Por ello, habrá que concluir científicamente si realmente fue así o hubo intencionalidad de matar. Mientras eso ocurra, seguirá privada de su libertad.

Madrugada de muerte
En plena madrugada del lunes 12 de marzo, murió la pequeña de 16 meses. El alerta a la Policía fue hecho por una de sus tías, es decir, hermana de la única acusada.

Es que, en el transcurso de esa mañana -según consta en el sumario policial recepcionado por el magistrado-, la madre llegó a la casa de su hermana con un estado anímico alterado, de acuerdo a lo que describió. Estaba sin la beba pero junto a su otra hija, que actualmente tiene 4 años, por lo que ante la consulta sobre dónde dejó a la menor, ésta habría respondido únicamente que “no está más”.
El silencio, sumado al estado de shock, motivó a que junto a una vecina vaya a la casa de su hermana, donde se topó con una escena terrible: la beba sin vida sobre la cama.
Los peritos criminalísticos y científicos intervinieron la propiedad, levantaron elementos considerados importantes para el devenir de la pesquisa e interrogaron ese mismo día a la progenitora, quien ante los uniformados dijo que alrededor de las 5.30 se despertó y se dio cuenta de que ya estaba muerta, rígida sobre la cama en la que ambas dormían. No supo cómo reaccionar -agregó-, por lo que caminó hasta lo de su hermana.

Sospechas
Una serie de elementos detectados en la escena dejó latentes las sospechas de que algo más pudo haber ocurrido puertas adentro de la propiedad.

Por ejemplo, una soga bastante débil como para soportar el peso de una persona pero colgando de un tirante del techo dejó abierta la posibilidad de un presunto intento de suicidio. Esto fue informado al magistrado, que ordenó en paralelo la realización de una autopsia para determinar con rigor científico la causa de muerte.
El trabajo de los peritos del Cuerpo Médico Forense del Poder Judicial fue concluyente y se conoció a principios de semana: la muerte fue por un paro cardiorrespiratorio por asfixia mecánica, derivando en la detención de la progenitora, quien ayer fue alojada en la comisaría de la localidad de Wanda, que cuenta con espacio para alojar a internas femeninas.
Más allá de eso, el alto porcentaje de alcohol en sangre derivó en otros estudios complementarios que están en pleno proceso, con el objetivo de detectar si fue suministrado de manera consciente o a través de la lactancia.
Estudios y tratamiento psiquiátrico

Fuentes ligadas a la investigación informaron que en los próximos días el magistrado interviniente convocará a una junta médica, con la finalidad de determinar con la mayor certeza posible si la muerte de la menor fue intencional o accidental. Los profesionales van a trabajar sobre los pormenorizados informes resultantes de la autopsia, en la que estarían detalladas las marcas que habrían detectado en su cuello, como además en órganos internos que serían (a decir de los peritos) signos propios de estrangulamiento. “La junta médica podrá dar más precisiones sobre la muerte de la beba y, en todo caso, sugerir nuevas pericias para llegar a la conclusión más acertada”, manifestó una fuente ligada al expediente, agregando que “con ellos se buscarán saber los motivos de la presencia elevada de alcohol en sangre de la criatura, ya que se sospecha que pudo haber sido suministrado de forma directa”. Más allá de eso, se supo que desde los días posteriores a la muerte de su hijo la imputada fue internada en un centro de salud mental, debido a un cuadro depresivo derivado del inicial estado de shock. En la víspera fue alojada en una dependencia policial pero judicialmente aprobarían que continúe con dicho tratamiento. Pudo averiguar este medio que la mujer tiene un buen concepto en el barrio e incluso, la consideran buena madre a partir de la crianza de su otra hija, que tiene 4 años y está al cuidado de su abuela.

Investigan la muerte de otro recién nacido

La muerte presuntamente accidental de un recién nacido mantiene por estas horas en absoluta congoja a los habitantes de la localidad de Gobernador López. El deceso del pequeño de apenas 20 días fue detectado el martes a las 6 de la mañana, por lo que todo indica que se produjo entre la noche del lunes y madrugada del martes. De acuerdo a lo que contaron sus padres, de 17 y 26 años, se acostaron a dormir con el bebé en medio de ambos y presuntamente, sin darse cuenta, uno de ellos lo habría aplastado al darse vuelta. Recién cuando se despertaron se dieron cuenta y avisaron a la comisaría. En este caso, también los peritos de la Policía Científica trabajaron en la casa y el médico policial constató que en una cama estaba el cuerpo sin signos vitales. Un informe preliminar habría determinado que la muerte sería por asfixia, pero igualmente se ordenó que hagan la autopsia. Como en el caso de Puerto Esperanza, la causa se caratuló provisoriamente como muerte dudosa aunque eso puede cambiar si el análisis de los genetistas judiciales detectan alguna marca compatible con lesiones. Fuentes policiales informaron que era el primer hijo de la joven pareja y que el hombre no tiene trabajo fijo, al igual que la adolescente.

(El Terriotiro – Por Cristian Valdez)

Comentários no Facebook