Home / Economia / Buscan apaciguar los efectos de la crisis en el sector inmobiliario
8816685531888339_1

Buscan apaciguar los efectos de la crisis en el sector inmobiliario

La demanda de alquileres en la capital provincial se mantiene estable pese a los traslados en el precio de los inmuebles generados por los tarifazos en los servicios públicos.

A partir de noviembre, y hasta marzo, se transita por una época de recambio e incorporaciones en el mundo inmobiliario de la capital provincial. Nuevos clientes se asoman y otros renuevan por un período más el alquiler.

Casas, departamentos y monoambientes son solicitados por familias y estudiantes universitarios que eligen Posadas como ciudad para estudiar y vivir.
Desde la Asociación de Inquilinos de Misiones explicaron que,  este año, renovar el alquiler estará un 30 por ciento más caro, pero los valores de los inmuebles se mantendrán, afirmaron.
Los aumentos en los servicios, tras la quita de subsidios desde Nación, provocaron un inevitable escenario que se trasladará al bolsillo del inquilino, que pagará un nuevo aumento mes a mes.

En consecuencia, el panorama es de incertidumbre, afirman desde el Colegio Inmobiliario de Misiones. Asimismo, buscan apaciguar la situación para que tanto dueños como inquilinos no se vean perjudicados.

“En este contexto de crisis, todas las partes tienen que ceder: el dueño, a tener menos ingresos y el inquilino, a pagar un poco más. Todo, para que la casa no quede vacía y no se paralice la actividad”, explicó Juan Maidana, presidente del Colegio de Corredores Públicos Inmobiliarios de Misiones.

Según datos del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec), en noviembre cayó un 0,7 por ciento el rubro de actividades inmobiliarias, empresariales y alquileres como consecuencia de los altos costos para la compra o acceso de una vivienda.
A pesar de los aumentos en el valor de los servicios, cuyas cifras están en torno al 40 por ciento, la demanda de inmuebles para el alquiler sigue siendo alta, explicó Adrián Torres, presidente de la Asociación de Inquilinos de Misiones.

Paliar la crisis
 

“La situación económica hace que la persona evalúe qué alquilar, que se agrupen de a dos o tres compañeros en una misma casa o departamento”, refirió Maidana.

Sin embargo, afirmó que los meses de noviembre a enero hubo mucha renovación de contratos, tanto como de recambio de inmuebles por otros más baratos.

“Muchos estudiantes pasaron de un departamento con dos habitaciones a uno con sólo una”, detalló.
Torres comentó que “la demanda de alquileres es algo que siempre va a existir, sobre todo la renovación de contratos, esto debido a un déficit habitacional que hay”.

En beneficio del estudiante
 

De noviembre a marzo de cada año, el movimiento de estudiantes es constante, sobre todo de los que vienen a Posadas a estudiar. Por ello, durante febrero y marzo estiman una suba de nuevos contratos o de renovación.
“Tenemos asumido que los chicos vienen a estudiar  y por eso le facilitamos los trámites a para que tengan su lugar donde vivir, acuden a la inmobiliaria para facilitar el trabajo”, aseguró Maidana.

Cambios antes que aumentos
 

Convivir con otro compañero  es la opción para reducir los costos, o mejor dicho, dividirlos.

“Con mi mejor amigo decidimos alquilar juntos y dividir los gastos para que sobre dinero y podamos tener para nuestras fotocopias y el ocio”, comentó Tamara, oriunda de Puerto Esperanza, estudiante universitaria de la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales de la Unam.
El cambio se produjo en la última semana de noviembre, a pocos días del vencimiento del contrato. Desde la inmobiliaria le comentaron a Tamara que el alquiler iba a aumentar un 40 por ciento y optó por la mudanza. Desde diciembre comparte el mismo techo -y los gastos- con su compañero.

La misma situación viven Rafaela y Andrea, ambas estudiantes en el Instituto Montoya y oriundas de Santo Tomé.

“Quisimos vivir juntas, ya que estudiamos la misma carrera y, de paso, ahorrar algo de plata”, comentó Andrea.

En el caso de Rafaela, detalló que “antes sólo con el alquiler gastaba 6.000 pesos. Ahora, pago la mitad -3000- para el alquiler y mi amiga la otra parte. El resto ahora ya no sólo está destinado para el alquiler, sino también al pago de la cuota y de las fotocopias, que antes sumaba más a la plata que me daban mis papás”.

Mudanza familiar
 
Perla y su familia, oriundos de Posadas, durante toda su vida alquilaron. Sin embargo, en este último tiempo decidieron mudarse porque el alquiler iba a aumentar este 2019. Hacia fines de año pasaron de vivir en El Palomar al barrio Parque Adam.

El motivo, ahorrar dinero. “De pasar a pagar 12.000 pesos, ahora pagamos 8.000 en la nueva casa”, comentó Perla.
El nuevo hogar cuenta con tres habitaciones, un living-comedor, un baño y un pequeño patio. Esas mismas condiciones tenía su antigua casa cerca del centro posadeño pero que, por la cercanía, resultaba más caro.
“Con ese ahorro de plata, pagamos los servicios y compramos mercadería”, comentó.
En estos tiempos, el ahorro prima por sobre todo.

La primacía del bolsillo por sobre la comodidad
Alquilar una casa o un departamento es una decisión deliberada. En estos tiempos, las opciones ya no pasan tanto por las comodidades sino por el precio. Entre las variables en juego, además del precio del inmueble, está la distancia del departamento con la facultad o el lugar del trabajo al que cada uno asiste. Un departamento de una habitación, dependiendo de la zona, cuesta entre 5000 a 7500 pesos por mes. A ello, debe sumarse el valor de las expensas del edificio, con un promedio de 1000 pesos.
Entre las posibilidades se busca un inmueble que tenga el menor costo de expensas posible. En general, desde las inmobiliarias, mantienen el precio de valor del inmueble para apaciguar los incrementos de los servicios y lograr, de esta manera, que el inquilino se mantenga en la propiedad o que sea factible al bolsillo del nuevo residente. “Las familias prefieren alquilar un departamento de un ambiente lo más cerca de la facultad para ahorrar el dinero que implica el pago del pasaje”, explicó Maidana. Torres, en esta misma línea, comentó que la demanda de departamentos aumentó, aunque las elecciones “van hacia lo más barato posible”, como es un monoambiente. 

0,7%

Caída..
Según datos del Indec, la actividad del rubro inmuebles, empresariales y alquileres en noviembre pasado se contrajo casi un punto. En Misiones, desde ese mes hasta marzo es el período de mayor actividad.

(El Territorio)

Comentários no Facebook