Home / Policiales / Drogas, armas, lujos y un rápido crecimiento económico: el entorno de la detención de un empleado de la Celo y ex corredor de autos en Oberá
allanamiento3-4ul5rff4udd0-e1558524486257

Drogas, armas, lujos y un rápido crecimiento económico: el entorno de la detención de un empleado de la Celo y ex corredor de autos en Oberá

Luego de la detención de un ex piloto del automovilismo misionero y actual empleado de la Celo en Oberá, comenzaron las conjeturas y posibles cargos que le puedan caber a un hombre que había crecido muy rápido económicamente y que se lo vincula con el posible tráfico de estupefacientes. En el allanamiento encontraron más de 15 millones de pesos, un arsenal y varios vehículos, un patrimonio difícil de justificar.

 

Ciudadanos de Oberá no salen del asombro que generó la detención de Alberto M. (46), concretada en los últimos días. Es que el ex corredor del automovilismo misionero y actual empleado de la Cooperativa Eléctrica Limitada (Celo) fue arrestado tras un allanamiento en el cual la policía secuestró un arsenal, más de 15 millones de pesos entre moneda nacional y dólares, vehículos. Había detectado mediante una investigación el posible contrabando de estupefacientes aunque eso no se pudo probar de momento pero las sospechas recaen en el involucrado en que su gran patrimonio y rápido crecimiento económico serían frutos del narcotráfico.

El trabajo se realizó de manera conjunta entre Prefectura Naval Argentina (PNA) y la Policía de Misiones. El lunes comenzó y concluyó a media mañana de ayer. Alberto José M. (46) fue detenido y la justicia obereña le impuso una causa por presunta tenencia ilegal de armas, robo y adulteración de vehículos, además de lo mencionado en cuanto al narcotráfico.

La medida había sido dispuesta por la jueza de Instrucción Uno de Oberá, Alba Kunzmann de Gauchat, quien luego del allanamiento de la vivienda del sospechoso, en el barrio Villa Ruff, dispuso su inmediata detención. Los uniformados secuestraron varias pistolas, escopetas y municiones, como también dos vehículos con pedido de captura. Asimismo, PNA decomisó una importante suma de dinero en efectivo que ascendería a 15 millones de pesos, entre moneda nacional y extranjera.

 

El detenido es un conocido empleado de la Cooperativa Eléctrica Limitada de Oberá (Celo), donde se desempeña como jefe de inspección; es ex corredor del automovilismo provincial y fue integrante de la comisión directiva del Automóvil Club Oberá (ACO) y ex tesorero de la Federación Misionera de Automovilismo Deportivo (Femad).

 

En paralelo a la causa que se tramita en la justicia de instrucción local, desde el Juzgado Federal de Oberá llevan adelante una investigación por presunta infracción a la ley de estupefacientes.

 

El extenso procedimiento y la detención tuvieron una enorme repercusión, no sólo entre los vecinos del lugar que durante casi un día entero padecieron restricciones para ingresar y salir de sus domicilios, sino también en la comunidad en general puesto que el sospechoso es muy conocido socialmente por su pasado como corredor y ahora estando en la cooperativa que nuclea los servicios de agua y energía en la capital del Monte.

 

Además de su cargo en la Celo, su condición de ex piloto y dirigente del automovilismo deportivo, también es conocido por su pertenencia sindical y participación en política, al punto que en el 2007 fue candidato a intendente de Oberá.

Fuentes de la investigación indicaron que el hombre venía siendo investigado desde hacía varios meses por presunta infracción a la ley de estupefacientes. Mediante vigilancia, escuchas y otros pasos de los investigadores, se había establecido un posible contrabando de droga en uno de sus camiones aunque no pudieron encontrar los estupefacientes pese a interceptar el rodado.

La Prefectura detuvo el mencionado camión en inmediaciones al cementerio Sueco, en el acceso a la ciudad, aunque al revisar la carga (de madera) no hallaron droga.

Por otra parte, la Justicia ordinaria asumió la investigación por las armas y los vehículos hallados en la propiedad del sospechoso, ubicada a metros del nuevo polideportivo municipal de Oberá.

Ante la magnitud de los hechos, la investigación se desdobló entre el fuero federal y el provincial, puesto que el primero está abocado a determinar el origen del dinero secuestrado y el segundo se enfoca en las armas y los vehículos.

Con relación al efectivo confiscado por PNA, trascendió que se trataría de 305 mil dólares en efectivo, además de una importante suma en pesos, reales y guaraníes. El total de la suma ascendería a 15 millones de pesos.

Por su parte, la Policía procedió al secuestro de siete armas de fuego -entre escopetas y pistolas- sin los correspondientes permisos y dos vehículos con serias irregularidades.

Se trata de un Chevrolet Captiva, dominio colocado MJL 673, y un camión Ford Cargo, dominio colocado OUI 097, este último con pedido de captura en Buenos Aires.

En la vivienda allanada se ubicaron tres vehículos cero kilómetro a nombre de los integrantes de la familia, una moto tipo cross, un jet ski y una lancha.

Según vecinos del detenido, lo que llama la atención es que en pocos años el ahora detenido evidenció un rápido crecimiento económico que lo llevaron a tener un nivel de vida muy diferente al que acostumbraba. La cantidad de vehículos que posee y el dinero hallado en su vivienda serían difíciles de justificar con el sueldo que gana en la Celo. Justamente en relación a su labor en la cooperativa obereña, como jefe de inspección goza de gran autonomía para recorrer la zona de concesión de la entidad prestataria de los servicios de electricidad y agua potable.

 

(MOL)

Comentários no Facebook