Home / Agro y Producción / Invernaderos y cultivos quedaron destruidos por los fuertes vientos
verimg

Invernaderos y cultivos quedaron destruidos por los fuertes vientos

“Nos salvamos de milagro”. Esa fue la frase con la que, entre lágrimas, María Elena Correa de Yung comenzó a contar la amarga experiencia vivida en la madrugada de ayer en la localidad de Bonpland, otras de las ciudades que vivió de cerca la furia de la naturaleza. La mujer de 59 años, quien junto a su esposo Abelino Yung está al frente de la Fundación Jardín de los Niños, un lugar que se dedicaba a plantar en invernaderos todo tipo de verduras y hortalizas con la finalidad de generar alimento y trabajo para quienes no cuentan con esas posibilidades.
“El dolor es grande, perdimos todo”, expresó María Elena. En los invernaderos estaba depositada la esperanza de poder ganar un poco de dinero con la venta de las hortalizas y hojas verdes. Hasta el lunes el lugar reverdecia y para los Yung todo era felicidad.
Ayer, los rostros eran desgarradores. “El tinglado, las oficinas, el sector de las cámaras para la conserva de los alimentos, todo se perdió”, dijo la mujer entre sollozos, y agregó que, a pesar de la tristeza, da gracias a Dios porque están vivos.
“Sé que estamos acá de milagro. Mi hijo, mi nuera y mi nietita se salvaron porque entraron al baño de la casita que tenían. La casa también se destruyó casi por completo, sólo quedó la parte del baño y un par de paredes”, sostuvo. Abelino, por su parte, dijo que aún no entiende qué ocurrió. “Trato de digerir todo esto y no puedo, sé que la esperanza es lo único que no se pierde pero con esta destrucción muchas familias aquí quedaron sin nada, necesitamos voluntarios que nos ayuden”, dijo el hombre, quien contabilizó daños por más de 1 millón de pesos.
(El Territorio)

Comentários no Facebook