Home / Provinciales / Leptospirosis, hantavirus y paludismo: gran aumento de notificados en Misiones
13.-3x3-nota-1

Leptospirosis, hantavirus y paludismo: gran aumento de notificados en Misiones

En lo que va del año suman 89, 18, 59 casos notificados respectivamente.

 

Según el último Boletín Integrado de Vigilancia, publicado por el Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación el primero de agosto, en lo que va del año Misiones suma 89 casos notificados de leptospirosis, 3 de ellos ya con diagnóstico confirmado. Esta cantidad de notificados representa un 368% más que los estudiados a lo largo de 2018.

 

A través de animales

La leptospirosis es una zoonosis de distribución mundial y puede presentarse en zonas urbanas y rurales. Las especies más involucradas son los roedores y los animales domésticos, especialmente el perro. Los animales de cría, bovinos, ovinos, porcinos, equinos, caprinos y los animales silvestres infectados son los reservorios de mayor importancia en áreas rurales, mientras que los roedores y los perros lo son en áreas urbanas.

Algunos factores ambientales, sociales y económicos son determinantes en la presentación de casos y brotes epidémicos. Estos últimos son más frecuentes durante desastres naturales, principalmente inundaciones o períodos de lluvias intensas.

La urbanización descontrolada con deficiente saneamiento ambiental, presencia de basurales y proliferación de roedores constituyen el ambiente ideal para la aparición de casos. Si a esto le sumamos presencia de animales de producción y domésticos sin control sanitario, tendremos el escenario propicio para un grave problema de Salud Pública.

Los humanos pueden contraer la infección al entrar en contacto con la orina de animales infectados; por eso está vinculada con condiciones de vida, actividades recreativas o laborales que favorecen el contacto con animales infectados o con agua o suelos contaminados por la orina de los reservorios.

 

Hantavirus

El mismo boletín epidemiológico nacional da cuenta de un inusitado aumento de los casos notificados de hantavirus en Misiones, en lo que va de 2019: que pasó de 1 caso en 2018 a 18 en 2019.

El hantavirus es una enfermedad viral aguda grave, causada por el virus Hanta. Originalmente es muy similar al de las fiebres hemorrágicas, que son las que producen alteraciones de la coagulación (como el dengue).

En Europa y en Asia este virus produce fiebre hemorrágica y enfermedad renal. Por el contrario, las cepas americanas son más propensas a la enfermedad pulmonar.

Al igual que la leptospirosis, los huéspedes de este virus son los roedores. El ratón no sufre el virus, sólo lo transmite a través de la materia fecal u orina que se seca, vuela y se respira en el aire.

La forma más frecuente de transmisión es por inhalación, cuando se respira en espacios contaminados. El virus también puede transmitirse por contacto directo, al tocar roedores vivos o muertos infectados, o las heces o la orina de estos roedores; por mordeduras o por vía interhumana, entre personas a través del contacto estrecho con una persona infectada durante los primeros días de síntomas, a través de la vía aérea.

Los síntomas iniciales son parecidos a los de una gripe: fiebre, dolores musculares y abdominal. El síntoma más característico es la falta de aire, similar a una neumonía. Lo particular del Hantavirus en la región americana es que produce insuficiencia respiratoria, lo que puede llevar a la muerte. Es un síndrome cardiopulmonar.

 

Paludismo

Siempre según los datos oficiales de Nación, Misiones acumula en lo que va de este año 59 casos notificados de paludismo (frente a un solo caso registrado en 2018) y es la tercera provincia del país en cantidad de notificados, después de Salta (264) y Jujuy (141). Misiones es la única provincia del NEA con notificados de paludismo. Todos los casos son importados.

El paludismo o malaria es una enfermedad parasitaria transmitida por el mosquito anópheles que se cría en las márgenes de los ríos, laguna, arroyos con vegetación y zonas de pantanos.

 

Los síntomas del paludismo

Las personas infectadas sufren de fiebre (dura una semana más o menos), escalofríos (chuchos), náuseas, sudoración y vómitos, dolores de cabeza y musculares.

Según se advierte en el boletín “la sospecha de paludismo aumentó de 39 casos entre las semanas 1 a 24 de 2018 a 467 en el mismo período de 2019”.

El aumento de la sospecha clínica se da en el marco de las acciones llevadas a cabo para sensibilizar la vigilancia epidemiológica habiéndose ya certificado la eliminación del paludismo en Argentina.

 (P.E.)

Comentários no Facebook