Home / Provinciales / Licenciado en nutrición creó galletitas de yerba mate

Licenciado en nutrición creó galletitas de yerba mate

Delgado muestra su tesis y bajo ella los snacks de yerba mate.

El licenciado en nutrición posadeño Marcos Delgado desarrolló unos snacks de yerba mate en forma de galletitas. La propuesta surgió como idea innovadora para la tesis de su carrera, en la que el profesional investigó y desarrolló un producto alimenticio nutritivo. Ya con el trabajo final aprobado con un 10, en noviembre de 2017, Delgado presentó ahora siete variedades de snacks o galletitas (en presentaciones de 100 gramos)  a las que bautizó como Misioneritas. Las creaciones detallan en sus envases el aporte nutricional que tienen.

Así surgieron las Misioneritas con queso, de frutos secos, mix de semillas, las sin sal, sin TACC -trigo, avena, cebada, centeno- y sólo yerba.

El producto fue testeado con anterioridad en forma masiva en la avenida Costanera de Posadas (predio de la ex estación de trenes) durante el último fin de semana de noviembre y en forma selectiva por todo un equipo de profesionales de la Universidad Gastón Dachary y del Instituto Cormillot en Buenos Aires.  Actualmente Delgado está tramitando los registros de sus productos y apoyado por la Asociación Ruta de la Yerba Mate (Arym) quiere destinar sus snacks a un público especial: los niños de las escuelas de la tierra colorada y para los hoteles y restaurantes de Misiones y Corrientes en la Ruta de la Yerba Mate.

Historia de superación
Detrás del gran logro del joven Marcos Antonio Delgado hay otra notable historia que contar. Marcos, además de ser ahora licenciado en nutrición, es un apasionado cocinero y practicante de karate desde muy pequeño, estimulado por su padre, el sensei Ramón Delgado (uno de los pioneros del karate shotokan en el NEA).

Emprendió con sacrificio la Licenciatura en Nutrición. Para ello tuvo que costear sus estudios trabajando duro en el taller chapista de su hermano y padre. Antes de recibirse tuvo que  sortear un terrible y voraz incendio que casi acabó con su vida (lo salvó un vecino que entró a la casa en llamas).

En el siniestro perdió su casa y todos sus bienes materiales, hasta los utensillos de cocina. Gracias a su empeño y deseos de superación, junto al apoyo y solidaridad de muchos vecinos y personas que lo estiman, logró recuperarse y finalizar sus estudios.  Así, hoy proyecta con entusiasmo distribuir sus snacks en varios negocios de la región y seguir innovando con preparaciones nutritivas.

(El Territorio)

Comentários no Facebook