Home / Internacionales / Mueren cinco rescatistas por tifón en Filipinas

Mueren cinco rescatistas por tifón en Filipinas

El supertifón Noru se estrelló contra la nación el domingo y en las últimas horas barrió la isla principal de Luzon, derribando árboles e inundando comunidades bajas.

Cinco rescatistas murieron en Filipinas luego de ser enviados a un pueblo inundado durante el paso del poderoso tifón Noru, informaron este lunes (26.09.2022) las autoridades, que no precisaron las causas de su muerte.

«Fueron enviados por el gobierno provincial a una zona inundada», indicó el teniente coronel Romualdo Andres, jefe de la policía del municipio de San Miguel, cerca de Manila.

La tormenta más poderosa que azotó Filipinas este año barrió la isla principal de Luzón el domingo y el lunes, derribando árboles e inundando comunidades bajas, pero hasta ahora no ha habido informes de daños graves.

Los cinco rescatistas estaban en el municipio de Santa María en Bulacan cuando murieron.

El oficial de desastres de San Miguel, Renan Herrera, confirmó las muertes y dijo que podrían haberse ahogado en las aguas de la inundación.

El supertifón Noru se estrelló contra la nación del archipiélago después de una «intensificación explosiva» sin precedentes en la velocidad del viento, dijo anteriormente el meteorólogo estatal.

Casi 75.000 evacuados

Tocó tierra el domingo a unos 100 kilómetros (62 millas) al noreste de la densamente poblada capital Manila, antes de debilitarse hasta convertirse en un tifón mientras cruzaba una cadena montañosa, plantaciones de cocoteros y campos de arroz.

Casi 75.000 personas fueron evacuadas de sus hogares antes de que azotara la tormenta, ya que la agencia de meteorología advirtió que las fuertes lluvias podrían causar «inundaciones graves» en áreas vulnerables, desencadenar deslizamientos de tierra y destruir cultivos.

Pero el lunes por la mañana no había señales de la devastación generalizada que muchos temían.

«Estábamos listos para todo esto», dijo el presidente Ferdinand Marcos Jr en una sesión informativa con las agencias de desastres.

«Se podría pensar que nos pasamos de la raya. No existe la exageración cuando se trata de desastres».

mg (afp, Reuters)

FUENTE DW

Comentários no Facebook